A un mes de la celebración del mercado de Navidad es una incógnita quién se encargará de la organización del evento

  • “Nos tememos que la falta de plazos resulte en un proceso de adjudicación irregular o una excusa para realizar una adjudicación digital, es decir, a dedo de las conveniencias y las amistades”, advierte Ana Taboada

Con prisas y sin la documentación pertinente: así va avanzando la propuesta del bipartito de mercado navideño. A la tardanza en comunicar a la Asociación de Vendedores de Calle de Asturias (AVCA) que no contaban con el colectivo para la organización del tradicional mercado de La Escandalera -con el trastorno laboral y económico que esto implica para las 38 familias que habitualmente participan en este mercado- se suma el hecho de que la información sobre el nuevo proyecto sale a cuentagotas y a golpe de anuncio en prensa, pero aún quedan dudas relevantes sobre las características de esta iniciativa.

“Más allá de que nos cuenten con todo lujo de detalles lo bonito que va a ser el nuevo mercado, nos gustaría saber quién se va a encargar de instalar las casetas y de toda la infraestructura que supone el evento”, indica Ana Taboada, portavoz de Somos Oviedo/Uviéu. Aunque finalmente y tras las reiteradas preguntas del grupo municipal y las demandas del colectivo de comerciantes, el bipartito ha publicado las bases para solicitar la participación en el nuevo mercado, nada se sabe de cómo y cuándo se adjudicará la organización del evento. Una publicación de las bases que se acordó justo después del tenso Pleno municipal celebrado el 5 de noviembre en el que el colectivo de comerciantes manifestó su indignación ante el proceder del Gobierno local.

De esta manera, queda en el aire quién se hará cargo de la instalación de las casetas, la seguridad o la iluminación. “Es una irresponsabilidad absoluta echar por tierra actividades consolidadas sin tener preparadas las alternativas. Nos tememos que la falta de plazos resulte en un proceso de adjudicación irregular o una excusa para realizar una adjudicación digital, es decir, a dedo de las conveniencias y las amistades”, advierte la portavoz de Somos Oviedo/Uviéu.

Una adjudicación de este evento que no parece que vaya a mantenerse fiel al espíritu de la nueva Ley de Contratación del Sector Público que intenta favorecer la participación de las pequeñas empresas y pymes: “Con esta manera de actuar ya ponen en grandes dificultades a los comerciantes que hasta ahora organizaban el mercado de Navidad y, a la vez, no parece que se esté dando la oportunidad de participar en la organización del nuevo evento a pequeñas y medianas empresas, ya que los plazos apuntan a que sea una sola empresa la que asuma toda la organización del mercado y, de paso, también todos los beneficios”, señala Ana Taboada.