El bipartito cancela el tradicional mercadillo de Navidad eliminándolo y sin tener aún una alternativa cerrada

  • Somos Oviedo/Uviéu critica la irresponsabilidad y la improvisación del Gobierno que, a un mes del periodo navideño, no tiene ni las bases para la celebración de un evento alternativo en el centro de la ciudad

Tras décadas en las que el centro de la ciudad acogió el tradicional mercadillo de Navidad en sus calles (primero en el Paseo de los Álamos y en los últimos años en La Escandalera), el bipartito ha decido eliminarlo de un plumazo. Así se ha podido saber en la Comisión de Economía, Interior y Seguridad Ciudadana celebrada esta mañana, en la que a preguntas del grupo municipal Somos Oviedo/Uviéu, el equipo de Gobierno admitió que no va a mantener esta actividad en el calendario navideño de la ciudad.

“Esta decisión supone un castigo a los y las comerciantes que llevan años animando las calles de la ciudad en las fechas de Navidad y a los que se les ha mantenido en la incertidumbre hasta ahora, con lo que eso implica de no poder planificarse en un periodo en el que se centran las ventas de este sector”, denuncia Rubén Rosón, concejal de Somos Oviedo/Uviéu.

Por su parte, el Gobierno ha asegurado que, como alternativa, está preparando un evento en La Escandalera para el que se abrirá una licitación: “PP y C’s deberían darse cuenta de que estamos a menos de un mes para que todo esto esté listo. Es una irresponsabilidad absoluta plantear esto en las fechas en las que estamos, sin las bases aprobadas y sin tiempo para garantizar la libre concurrencia para acceder a esta licitación. A no ser, claro está, que sea una convocatoria echa a la medida de alguna entidad concreta que ya cuente con encargarse de este evento a tan pocas semanas de su puesta en marcha”, afirma el edil de Somos Oviedo/Uviéu.

“Ya advertimos de que la intención del bipartito era hacer negocios privados vía concesión administrativa y el propio Gobierno nos da la razón. En su línea de bloqueo y recortes, el bipartito da una muestra más de improvisación y falta de respecto a la ciudadanía y a colectivos implicados con el tejido social y económico de la ciudad desde  hace años”, critica Rosón.

Una falta de respeto a todas luces innecesaria, “ya que podrían realizar perfectamente el evento que tienen en sus cabezas –nada más conocemos del mismo- en La Losa, Porlier o la plaza de la Catedral, pero parece que su objetivo es hacer desaparecer cualquier iniciativa del pasado más inmediato”, comenta el edil de Somos Oviedo/Uviéu.