El Bipartito suprime el servicio jurídico de atención a migrantes y asesoramiento en desahucios

  • “Con la supresión del servicio jurídico de atención a personas migrantes y el asesoramiento jurídico en materia de desahucios, el bipartito oculta un nuevo recorte en servicios públicos en materia social.”

  • “Tenemos un gobierno en Oviedo sin corazón social” denuncia Ana Taboada.

Cuando en 2021 se decidió no renovar el Convenio con el Colegio de Abogados de Oviedo, solicitamos acceso a los contratos celebrados por el ayuntamiento con una ONG. Esta investigación ha revelado que el Bipartito no ha cumplido con sus promesas de que se iba a mantener el servicio.

“En el actual contrato con la ONG no hay personal jurídico formado en la especialidad para asesorar sobre residencia y cuestiones de extranjería a las personas migrantes. La Concejala delegada responsable ha faltado a la verdad por dos veces en dos plenos”, señala nuestra Portavoz Ana Taboada.

Al mismo tiempo, según denuncian usuarios y asociaciones de defensa de las personas migrantes, los informes sobre arraigo y reagrupación familiar, fundamentales para el acceso a la residencia legal o poder traer a la familia, son imposibles de hacer. “El acceso a las trabajadoras sociales es una carrera de obstáculos”, denuncia Taboada, lo que provoca que “los plazos para solicitar residencia o arraigo peligren” por las exigencias que extranjería mantiene respecto a la vigencia de la documentación a presentar.

“Se están vulnerando derechos fundamentales de las personas migrantes, vecinos y vecinas de Oviedo” dice Ana Taboada, que llama la atención sobre el hecho de que “en muchos casos estas personas son las que han estado al frente del cuidado de nuestros mayores o hijos durante la pandemia, o trabajan en el sector agrícola o ganadero asturiano y sostienen gran parte del trabajo del campo asturiano”.

El Bipartito ha llevado a cabo otro recorte de un servicio público al suprimir el asesoramiento en materia de vivienda que hacían abogados en ejercicio del Colegio de Abogados y Abogadas de Oviedo, “en el peor momento económico y laboral ponen un muro entre la administración y los administrados al suprimir servicios como el asesoramiento para evitar desahucios o intermediar con los propietarios o bancos para evitar lanzamientos dramáticos o buscar salidas amistosas y que no atenten a las personas vulnerables”. En opinión de Taboada este “servicio bien podría ayudar y servir de apoyo a las saturadas UTS si se gestionara con responsabilidad y voluntad política”.

Por último, desde la supresión de este servicio supone una pérdida de oportunidades para que muchos abogados jóvenes puedan realizar esta labor. “Les da experiencia y la posibilidad de percibir unos ingresos adicionales, suprimir el servicio implica recortar el empleo de jóvenes profesionales del derecho”, finaliza nuestra Portavoz.