El bipartito vota en contra de reclamar al Arzobispado los monumentos prerrománicos del Naranco

Rosón muestra su decepción con el PP y Ciudadanos: “vuelven a poner el interés particular por delante del interés de todos los ovetenses”

El concejal de Somos en el Ayuntamiento de Oviedo Rubén Rosón ha mostrado esta mañana su “decepción” por el voto en contra del PP, Ciudadanos y Vox a su propuesta de pedir al Arzobispado que anule la inmatriculación de los monumentos prerrománicos del Naranco, Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo. Una iniciativa que, en una segunda disposición, estipula que, en caso de negarse, el Arzobispado debería pagar el IBI, al tratarse de dos edificios que no están dedicados a culto. La moción fue debatida ayer en el seno de la Comisión de Economía y contó con el respaldo de los representantes de Somos y el Grupo municipal Socialista.

“Nos encontramos decepcionados por el voto en contra del PP, Ciudadanos y Vox para que el Ayuntamiento exija al Arzobispado que anule la inmatriculación de los monumentos prerrománicos del Naranco”, ha explicado Rosón. “Lo más sorprendente son los argumentos para votar en contra de una proposición que es de sentido común. Dicen que no es el momento y que es una petición ideológica. Ahora más que nunca hacen falta fondos para la reconstrucción de Oviedo tras la pandemia. A la ciudad le vendrá muy bien ese IBI. Por otra parte, el patrimonio es de todos, no de un particular y la legislación europea estipula que los monumentos que no están dedicados a culto están sujetos a cargas impositivas”.

Rosón ha adelantado que desde Somos seguirán “exigiendo al Ayuntamiento que cumpla con su labor de defensa de los intereses de los ovetenses, no de los intereses del Arzobispo”.

 

AUDIO RELACIONADO: