El edil de Urbanismo y asesor del Colegio de Minas guarda silencio ante las reclamaciones del vecindario afectado por la cantera de Priorio

  • “Una persona que asesora a un colegio profesional, con sus legítimos pero particulares intereses, y que a la vez toma decisiones sobre el urbanismo de la ciudad en temas de calado como la revisión del PGO o del Plan de Canteras no da garantías de imparcialidad en su gestión”, advierte Ana Taboada

La Plataforma Vecinal  por un Oviedo Saludable en la que se integra el vecindario afectado por la explotación de una cantera en Priorio sigue a la espera de mantener una reunión con el concejal de Urbanismo, Nacho Cuesta, sin obtener respuesta de ningún tipo. “El mutismo del edil ante unos vecinos y vecinas preocupadas por el medio ambiente y que exigen al Ayuntamiento que mueva ficha ante una actividad con consecuencias graves para la zona es una falta de respeto absoluta y una dejación de funciones que no se puede admitir”, afirma Ana Taboada, portavoz de Somos Oviedo/Uviéu.

Esta actitud del edil de Urbanismo en la que, hasta el momento y con su inacción, da vía libre a la empresa explotadora de canteras, es uno de los temas que preocupa al grupo municipal que ya ha denunciado la doble condición de Cuesta de titular de Urbanismo y asesor del Colegio de Ingenieros Técnicos de Minas del concejal de C’s Nacho Cuesta. Una actividad que no consta en su declaración de posibles incompatibilidades con el cargo político que ostenta, cuestión por la que Somos Oviedo/Uviéu le pedirá explicaciones en la próxima Comisión de Urbanismo.

“Una persona que asesora a un colegio profesional, con sus legítimos pero particulares intereses, y que a la vez toma decisiones sobre el urbanismo de la ciudad en temas de calado como la revisión del PGO o del Plan de Canteras no da garantías de imparcialidad en su gestión”, advierte Taboada.

Somos Oviedo/Uviéu supo de este cargo del titular de Urbanismo con motivo de la celebración el pasado 25 de octubre de las IV Jornadas sobre la Libre Profesión organizadas por el Colegio de Ingenieros Técnicos de Minas de Oviedo, en las que figuraba en el programa Nacho Cuesta en su doble condición de Primer Teniente de Alcalde de Oviedo y “asesor del Colegio de Asturias”.

“La ciudadanía se merece saber a qué se debe esta omisión en la declaración pública del concejal de Urbanismo, que tiene que dar las explicaciones pertinentes de por qué ha ocultado que compagina esta actividad de asesor de un Colegio profesional con la política”, indica la portavoz de Somos Oviedo/Uviéu.

El caso de Nacho Cuesta se suma al del edil de Economía, el popular Javier Cuesta, responsable de Economía, Transformación Digital y Comunicación que a la vez participa en empresas con actividades vinculadas al mismo sector que gestiona su área. “Esto nos da como resultado un Gobierno en el que la separación entre actividad  pública y privada no está nada clara, con el posible conflicto de intereses que eso implica en el ejercicio de la política, donde debe quedar fuera de lugar toda sospecha de parcialidad o interés particular en la gestión de los recursos públicos», mantiene la edil de Somos Oviedo/Uviéu.