La propuesta del Bipartito para el callejero franquista es revanchista, sectaria y machista

Ana Taboada denuncia que el gobierno bipartito actúa nuevamente con sectarismo y con un enfoque machista, al no respetar los nombres dados en su día por el anterior gobierno a las calles del callejero franquista, vulnerando un principio constitucional como es el pluralismo político. Ya lo dijimos en su día y lo llevamos al pleno mantener los nombres dados como Concepción Arenal, precisamente en la calle de los juzgados, Amparo Pedregal, profesora de la Universidad de Oviedo, de la Facultad de Historia del Milán, en una calle cercana, Sara Suárez Solís maestra ovetense o Xosefa Canellada, lingüista asturiana indiscutible, garantizaba una más que necesaria representación femenina en el callejero, una de las grandes ausencias. Todas ellas deberían seguir y permanecer, hacer otra cosa sería faltar a un reconocimiento necesario por su labor y una arbitrariedad por parte del actual gobierno.

La Portavoz Taboada señala que “no queremos quitar mérito alguno ni desmerecer a personas tan relevantes como Carlos López Otín y otros de los propuestos por el actual gobierno, e incluso estaríamos dispuestas a admitir el cambio de nombre de un científico, Charles Darwin, por otro como López Otín, pero no tiene sentido sacar del callejero a mujeres incuestionables, como tampoco tiene sentido que una vía principal de Oviedo no lleve el nombre del poeta Federico García Lorca como la antes llamada Calvo Sotelo, ni con la excusa urdida de sustituir y retirar a Indalecio Prieto sin motivo alguno.

Instamos al actual gobierno bipartito y a Canteli a dejar las calles con los nombres puestos por el anterior gobierno tripartito, pues tendría evidentes ventajas:

  • se ahorrarían dinero a las arcas públicas evitando gasto de comprar placas nuevas,
  • evitaríamos un tercer cambio de nombre a los comercios, empresas y vecinas y vecinos de Oviedo/Uviéu afectados,
  • y sería una evidente muestra de tolerancia y respeto institucional, de espíritu de concordia y un ejemplo de consenso para toda la ciudadanía.

Las personas propuestas por el actual gobierno para formar parte del callejero pueden denominar otras calles nuevas o diferentes a las renombradas del callejero franquista por el tripartito . Durante nuestro mandato no se nos ocurrió cambiar nombres del callejero dados por el anterior alcalde Gabino de Lorenzo nos gustaran mas o menos, en sentido de respeto al pluralismo político y a la gestión de los gobiernos anteriores.

Taboada señala que “por otro lado el gobierno ovetense sigue en rebeldía incumpliendo con la legalidad vigente en materia de memoria democrática, dejando nombres de asesinos en nuestra calles como Yagüe. Teníamos razón y con esta actuación tan forzada nos la están dando: el callejero incumplía con la Memoria Democrática y por tanto nuestra gestión era una cuestión de justicia y de cumplimiento de la legalidad, la cual buscan tergiversar y manipular tratando de torcer una voluntad democrática de un gobierno anterior. Hay que explicar a la ciudadanía que el actual gobierno fue el que llevó a los tribunales el cambio en el callejero, y no por una cuestión formal, sino por una voluntad clara de impedir sacar del callejero a asesinos y golpistas.”