Las aulas ovetenses necesitan medidores de CO2. La pandemia se extiende y el Ayuntamiento de Oviedo potencia una ciudad de Barrio rico-Barrio pobre. Es inaceptable que quien pueda pagárselos de su bolsillo respire aire más sano que quien no pueda pagar

Somos Oviedo-Uviéu defiende que, en un contexto de incremento de la transmisión del virus, el Ayuntamiento adquiera e instale medidores de CO2 en las aulas de los centros educativos como medida recomendada por las autoridades sanitarias para reducir las probabilidades de contagios Covid e incrementar la seguridad y el bienestar de los escolares.

Ana Taboada, portavoz de Somos Oviedo- Uviéu dijo: “Hace un mes solicitamos a la Concejalía de Educación que realizara inversiones en materia de ventilación de centros educativos, entre esas inversiones se incluyen la compra de medidores y las estrategias y protocolos de ventilación. Las estrategias y criterios para desarrollar las medidas están recogidas en documentos públicos de las autoridades sanitarias”.

Taboada denuncia que, una vez hecha la solicitud, la Concejalía de educación pasó esa pregunta a la de infraestructuras y no se ha hablado más del tema ni se ha recibido  respuesta.

“Vemos que hay un total pasotismo por parte de las concejalías interpeladas a la hora de abordar esta situación, urgente, que no permite dilación alguna. Incurren en negligencia y dejación de funciones”, agregó Taboada. “Ayuntamientos vecinos más pequeños y con menos presupuesto lo han hecho”.

“El Partido Popular en Gijón, que está en la oposición, ha pedido que el Ayuntamiento de la ciudad vecina compre purificadores de aire, mucho más costosos.  Mientras no compra medidores, mucho más baratos, en la ciudad en la que gobierna. Al PP no les importa la salud de los escolares ovetenses si no puede sacar rédito político o privatizar algo para su amigos”.

El resultado, según la concejala es “que se agudizan las diferencias barrio rico-barrio pobre. En algunos centros las Ampas están comprando los medidores. No puede ser que quien tenga más recursos económicos tenga más acceso a la salud. Se reduce la inversión en salud cuando más necesita. Se privatiza la salud”.