Los problemas en el sistema informático están afectando a la atención a las víctimas de violencia de género

  • Rosón responsabiliza a Javier Cuesta de la fragmentación del contrato que ha derivado en la caótica situación que vive el Consistorio ovetense.

Denunciamos los fallos en la continuidad de la prestación de los servicios informáticos, tanto en la conexión en remoto como en las labores del día a día de todos los servicios municipales. Esta situación afecta de manera especial a la atención a las víctimas de violencia de género y los servicios sociales.

“No puede ser que después ya de casi un mes de fallos continuados, el Ayuntamiento se encuentre prácticamente paralizado por las fallas en el servicio informático”, pone en evidencia el concejal Rubén Rosón.

Por esta razón “responsabilizamos, una vez más, al concejal responsable del ramo Javier Cuesta de no intervenir y no arreglar estos fallos, provocados, en el fondo, por el proyecto del gobierno municipal de PP y C’s de modificar el contrato general de administración informática del Ayuntamiento que, hasta ahora, llevaba una empresa en singular que costaba más de 3 millones de euros, y fraccionarlo en hasta catorce contratos. Al final acaba costando más dinero a la administración local y, por lo tanto, a los vecinos y vecinas de la ciudad. Es un absoluto fracaso de gestión que pone en riesgo el día a día del Consistorio y de las tramitaciones de todos y cada uno de los servicios municipales, algo que debe de cesar”.