Los vasos comunicantes en el bipartito se extienden a Urbanismo y merman la ya escasa credibilidad del bipartito

  • El concejal de Urbanismo se presenta como “asesor del Colegio de Asturias”, aparentemente de la rama de Ingeniería, lo que hace dudar de su idoneidad para gestionar cuestiones como el PGO, infraestructuras o canteras

El nuevo equipo de Gobierno acumula en sus filas posibles incompatibilidades y conflictos de intereses que merman su ya escasa credibilidad. Estos días se celebran en Oviedo/Uviéu las IV Jornadas sobre la Libre Profesión, un título muy oportuno al mirar el programa donde se encuentra como ponente el Primer Teniente de Alcalde y Concejal de Urbanismo Ignacio Cuesta, que también se presenta como “asesor legal del Colegio de Asturias”, no especificándose a qué colegio se refiere, aunque todo apunta que es el Colegio de Ingenieros de Minas, organizador de las jornadas, lo que supondría entrar en incompatibilidades con el PGO y en todo lo relacionado con canteras.

“Nos encontramos con un bipartito en el que la separación entre actividad privada y pública no  está nada clara, con el posible conflicto de intereses que eso implica en el ejercicio de la política, donde debe quedar fuera de lugar toda sospecha de parcialidad o interés particular en la gestión de los recursos públicos. Esto ya no son puertas giratorias, sino vasos comunicantes a las cloacas”, afirma Ana Taboada, portavoz de Somos Oviedo/Uviéu. Por el momento, el titular de Urbanismo tendría que dar explicaciones sobre cuáles son esas labores de asesoría que ejerce, unas labores que deberían incluirse en su declaración de posibles causas de incompatibilidad y actividades.

Las dudas ya se ciernen sobre el titular de Economía, Transformación Digital y Comunicación, Javier Cuesta, que hasta este verano estuvo al frente de una empresa de ingeniería y comunicación y es poseedor de acciones en un porcentaje considerable de empresas relacionadas con la consultoría en materia de nuevas tecnologías y de relación de las empresas con la administración pública. “Ahora vemos que una de las personas con más responsabilidades en el Ayuntamiento, Primer Teniente de Alcalde y titular de Urbanismo, continúa con su carrera profesional como asesor jurídico y ve perfectamente compatible su dedicación a la gestión pública con ejercer en un colegio profesional con sus propios intereses, legítimos claro está, pero ajenos al interés común que debe primar en la administración pública. Nos preocupan las actividades y negocios de “los cuestas”y lo que pueden distorsionar en la buena gestión de los asuntos municipales”, indica Taboada.

La posible omisión de esta actividad en la declaración de bienes y actividades por parte del titular de Urbanismo “supondría un fraude a la ciudadanía: nos encontraríamos con alguien que debe nombrar directores generales en el área de Urbanismo y que tiene como candidatos a funcionariado con responsabilidades en el Colegio de Ingenieros de Canales; que va a modificar ordenanzas; revisar el PGO o gestionar temas de infraestructuras y canteras y que, además, parece ser que ejerce como asesor de un colegio, aparentemente el de Ingenieros, estrechamente relacionado con todas estas áreas, lo que pone en cuestión su idoneidad para el cargo”, remarca la portavoz de Somos Oviedo/Uviéu.