Rubén Rosón “El Ayuntamiento y el Principado piensan que la mejor política de vivienda es la que no existe”

El concejal de Somos Oviedo/Uviéu, Rubén Rosón, a salido al paso hoy de la situación del inmueble de Máximo y Fromestano 2, recientemente ocupado.

Para Rosón “Estas cosas son síntomas de una enfermedad más profunda”. “En Oviedo, como en el resto del país, hay un desfase total entre el precio de los alquileres y los ingresos familiares”.

En opinión del concejal morado esto genera dos problemas paralelos, por una parte hay un porcentaje creciente de la población “que se ve expulsada del mercado” porque no llega a los ingresos mínimos necesarios, “lo que genera situaciones de infravivienda y exclusión social”. Por otra parte las capas medias y la gente trabajadora “cada vez tienen que soportar una mayor carga en sus economías por tener casa”. “Esto es una rémora para la economía general del país, si dedicas un 30, un 40% o más del salario a pagar el piso, no vas a consumir en otra cosas: en los negocios locales, en el comercio, la hostelería, en mejorar tu vida, etc.” asegura Rosón.

En base a este análisis Rosón considera que la instituciones del Estado, “y en nuestro caso el Ayuntamiento y el Principado”, deben “cambiar el chip totalmente en materia de vivienda”. Se trataría de llevar a cabo una política de vivienda ambiciosa y proactiva que genere un parque de vivienda pública de alquiler asequible “no solo para gente que está en situaciones de exclusión, sino para amplias capas de la población, “se trata de que una enfermera, un estudiante que está buscando su primer empleo, un trabajador de la hostelería o de cualquier empresa, pueda acceder a un alquiler asequible de 300 o 200  € al mes”.

“Se está haciendo en otros países, ahí está el ejemplo de Viena. En el Reino Unido, el Gobierno Laborista realizó amplios programas de vivienda pública en los 50 y 60” dice Rosón. En el plano municipal “hay políticas muy concretas y al alcance de la mano, para ponerlas en marcha ya, como nuestra propuesta de crear una Oficina Municipal de Intermediación de Vivienda” afirman desde Somos. “Lo que no podemos permitirnos es lo que hace el Ayuntamiento de Oviedo, que es no hacer absolutamente nada. Eso sí, para llenarse los bolsillos y subirse el salario sí tienen tiempo”, sentencian Rosón.