Rubén Rosón pide al PP y Ciudadanos que dejen de atacar con mentiras la marca Oviedo porque están perjudicando la economía local

«Los que atacan a Oviedo para hacerme daño a mí o a mi Gobierno no son ovetenses, son ovetenses de palo», denuncia el concejal de Somos

El concejal de Economía en el Ayuntamiento de Oviedo Rubén Rosón (Somos Oviedo) ha pedido esta mañana al PP y Ciudadanos, que dejen de atacar con mentiras la marca Oviedo porque están perjudicando la economía local. El edil, en una intervención en el Pleno municipal se dirigió a la oposición para afearles su irresponsabilidad. «Dejad de ensuciar con vuestras mentiras el nombre de Oviedo. Para atacar al Gobierno no hace falta atacar la marca de la ciudad. Estáis perjudicando al comercio local, al turismo, a los visitantes, a la hostelería y a la economía local de Oviedo», manifestó Rosón.

El responsable municipal de Economía tiró de datos oficiales para desmontar los mantras del PP y Ciudadanos y puso algunos ejemplos. «En 2018 Oviedo fue líder en generación de nuevas empresas en Asturias; bendita parálisis», ironizó. También habló de los últimos datos de inversión inmobiliaria que sitúan a la capital asturiana a la cabeza. «Oviedo también fue líder en inversión inmobiliaria el año pasado, y seguimos batiendo todos los récords en 2019, casi doblamos a Gijón y Avilés juntos», puntualizó, para referirse a continuación a datos de empleo e indicadores de calidad de vida: «Somos líderes en la lucha contra el paro, ninguna ciudad en Asturias redujo tanto el desempleo en estos cuatro años, y somos líderes también en calidad de vida. Según los últimos datos del Colegio de Ciencias Sociales y Sociología, Oviedo duplica a Gijón en los principales indicadores», añadió.

Rosón insistió en que la oposición, por responsabilidad, debe dejar de «ensuciar con mentiras» el nombre de Oviedo. «Cuando habláis de parálisis estáis perjudicando al comercio, al turismo y a la hostelería de la ciudad. Los que atacan a Oviedo para hacerme daño a mí o a mi Gobierno no son ovetenses, son ovetenses de palo», concluyó.