Somos considera que la deslocalización del escenario de San Mateo ha perjudicado el ambiente festivo y pide la vuelta de los conciertos a la Catedral

  • “No se puede decidir la ubicación por las preferencias de un solo vecino, el Arzobispo”, reclama la concejala Anabel Santiago

  • “Se reafirma el éxito de las casetas del Bombé, pero hay que recordarle a Canteli y Cuesta que son herencia de nuestro gobierno”, advierte Santiago

 

La concejala de Somos en el Ayuntamiento de Oviedo, Anabel Santiago ha pedido esta mañana la vuelta de los conciertos de San Mateo a su ubicación histórica, la plaza de la Catedral. La edil considera que la deslocalización del escenario de San Mateo ha perjudicado el ambiente festivo. “La hostelería del Antiguo ha sufrido por semana la salida de los conciertos de la Catedral y si no ha perdido más clientes ha sido gracias a los chiringuitos, que han sostenido la fiesta”, ha explicado la concejala de Somos Oviedo. “Nos parece que los conciertos tienen que volver a la Catedral, pero, sobre todo, la ubicación no se puede decidir por las preferencias de un solo vecino, el arzobispo”, ha señalado.

La concejala también ha aprovechado para señalar alguna de las deficiencias que presenta La Losa como escenario festivo y que han sido objeto de críticas por parte de la ciudadanía. Es el caso de los deficientes accesos, que han provocado tapones en las escaleras de paso, la falta de servicios, como los aseos, muy escasos, el deficiente sonido en la mayoría de los conciertos, así como la plataforma habilitada para las personas con diversidad funcional, con escasa visibilidad, una situación agravada por el hecho de la inexistencia de pantallas. “Todo eso por no hablar de las molestias causadas a miles de vecinos. Durante estos días recibimos numerosas llamadas de vecinos de las calles colindantes, como una señora de 84 años de la zona del Viaducto Ingeniero Marquina que nos contaba que tenía miedo porque cada noche temblaban los cristales de su vivienda de tal manera que parecía que iban a estallar”, ha explicado Anabel Santiago.

Para la concejala de Somos Oviedo la tónica que ha marcado las fiestas de San Mateo ha sido la improvisación. “Lo hemos visto con el tren turístico que ha estado circulando sin licencia por las calles, las carrozas decapitadas del desfile que no podían pasar, el cartel anunciador de la programación, o la cancelación a última hora de los 21 artistas que tuvo una respuesta brutal del público arropando a Rayden en el Milán”, ha expuesto. Santiago también ha afeado al bipartito la “desacertada mezcla de lo institucional y lo religioso en la programación”, así como el boicot al asturiano y lo asturiano tanto en la programación como en la cartelería. “Con el punto violeta, como ya hemos denunciado, trataron de cubrir expediente pero a la primera queja expulsaron a una voluntaria”, ha añadido la edil.

Anabel Santiago también se ha referido a la confirmación del acierto de las casetas del Paseo del Bombé. En este punto ha recortado al bipartito que fue el anterior gobierno quien facilitó este espacio a los hosteleros de la ciudad. “Se reafirma el éxito de las casetas del Bombé, pero hay que recordarle a Canteli y Cuesta que son herencia de nuestro gobierno”, ha puntualizado la concejala de Somos Oviedo.

No obstante, Anabel Santiago considera que las fiestas de San Mateo siempre son las mejores de Asturias “porque San Mateo lo hace la gente, y el ambiente en la calle salva cualquier error de programación”. Para próximas ediciones, además del regreso de los conciertos a la Catedral, ha reclamado más presupuesto para los escenarios alternativos y unas bases claras para que los chiringuitos sean de verdad gestionados por voluntarios de las asociaciones.

AUDIO RELACIONADO