Somos critica un presupuesto “hachazo” que retrocede más de veinte años en inversión social y empleo

  • Ana Taboada denuncia un recorte del 25% en becas escolares y del 50% en empleo: “se avecinan tiempos duros para las familias ovetenses”

  • Rubén Rosón censura la política de amiguetes y las subvenciones nominativas al Centro Asturiano

  • “Han dejado la inversión en el Tartiere por debajo del coste del palo de la bandera”, cuestiona Anabel Santiago

Los concejales de Somos Oviedo Ana Taboada, Rubén Rosón y Anabel Santiago han comparecido esta mañana en rueda de prensa para valorar el primer presupuesto del gobierno bipartito. Unas cuentas que suponen una involución y suponen un retroceso de más de veinte años con llamativos recortes en inversión social y empleo. “Asistimos ayer a un día triste para Oviedo y sus habitantes. El bipartito presentó un presupuesto que llama de transición, que en realidad parece un presupuesto de la Transición, por la involución y el retroceso de más de veinte años que plantea. Conseguimos sanear las arcas municipales pagando más de cien millones de euros de deudas y pufos de los anteriores gobiernos del PP mientras aumentábamos el gasto social. El bipartito le ha dado la vuelta. Vuelve la política de amiguetes que casi lleva a la bancarrota a este ayuntamiento y recortan en lo de todos”, introdujo la portavoz del grupo municipal, Ana Taboada, para detallar a continuación los recortes. “En las becas y en el empleo el recorte es brutal. El hachazo a las becas ronda el 25 por ciento y el recorte en la generación de empleo es del 50 por ciento. Se avecinan tiempos duros para las familias ovetenses. Todos sabemos que en 2014, el último año de gobierno del PP, las becas de educación no llegaban a quienes las necesitaban. Quieren volver a la ridícula cantidad de 1,8 millones de los tiempos de aquellos años y ya han empezado a recortar”, ha señalado.

Taboada también cuestionó la desaparición “por completo” de la inversión en los barrios y la zona rural. “La han borrado de un plumazo”, ha señalado. “En cuanto a inversiones, constatamos que la campaña electoral del PP fue un fraude. El presupuesto ni siquiera recoge su medida estrella de la Policía de barrio, y de paso se cargan el plan de Cuidadores que ya teníamos en marcha”, expuso. “Los vecinos y vecinas de Oviedo, cuando consulten el presupuesto, no van a encontrar las inversiones que les han prometido: no está el centro de salud de La Manjoya, no está el cierre del Poeta Ángel González, no está el centro social del Cristo, no está el polideportivo de Trubia, no están las luces ibicencas del Antiguo, no está la ciudad deportiva del Oviedo ni los accesos al Tartiere, no está El Asturcón, ni los vestuarios para el hockey de La Corredoria, ni la iluminación de la senda del Nora, ni las mejoras en el Parque de Invierno, ni aparcamientos para bicis, ni parques infantiles, ni la Fábrica de Gas…”, enumeró la portavoz de Somos.

Taboada hizo un aparte con el Bulevar de Santuyano para cuestionar la renuncia por parte del bipartito a más de diez millones de euros de fondos europeos. “ Tiran a la basura fondos europeos con una cuantía que supone más que todo su capítulo de inversiones. Además, el PP y Ciudadanos presupuestan partidas no para hacer, sino para deshacer. Es histórico que un gobierno provisione fondos en el presupuesto para romper un contrato que está en vigor. Nos están saliendo caros los caprichos y el revanchismo del bipartito. Con el dinero de todos no se juega, y nos tendrán en frente”, valoró la portavoz de Somos Oviedo.

Por su parte, el también concejal de Somos Oviedo Rubén Rosón remarcó que los presupuestos “nos retrotraen casi al siglo pasado en términos de gasto social y no porque no haya dinero, dejamos las cuentas saneadas. Tienen 50 millones de euros en los bancos que no van a gastar”. Bajando al detalle del recorte en empleo, Rosón cifró el hachazo en 8 millones de puestos, equivalentes a la generación de 300 puestos de empleo directo, entre planes de empleo, escuelas taller y contratos a jóvenes recién titulados. “Creo que no me equivoco si afirmo que el plan de empleo actual es el último. No va a haber más planes de empleo estos cuatro años, eso son 2.000 puestos de trabajo”, dijo.

En becas y ayudas sociales el recorte se acerca al millón de euros. “Estimamos que 2.000 familias dejarán de recibir sus becas para comedor, desayunos y libros de texto. Una cifra que, por poner un ejemplo, equivale a toda la población de Trubia. Desaparecen las subvenciones a fachadas y accesibilidad de las comunidades de vecinos, la dejan en cero. Se les llena la boca hablando de las familias, pero son las grandes perjudicadas del bipartito. Eso sí, si saben jugar al paddle podrán participar en un torneo que se llama World Paddel Tour”, relató el concejal.

Rosón también incidió en la vuelta a la política de amiguetes. “Os hemos contado en lo que recortan y ahora os contamos las prioridades del bipartito. Las partidas en las que aumentan recursos. Vuelve la subvención nominativa al Centro Asturiano. Sin justificación, para funcionamiento y actividades, para el devenir normal del asunto. El capítulo de subvenciones nominativas del bipartito es una larga lista de devolución de favores, os invito a comprobarlo. Bajan un diez por ciento las entidades de promoción social de Oviedo (hasta cinco) mientras suben las demás. Suben las partidas destinadas a “publicidad y propaganda” y se incrementa más de un 300% sin contar lo de la Fundación Municipal de Cultura”, desgranó. El concejal recordó donde van, preferentemente, esos gastos: “hemos visto como los destinan a publicidad en revistas como las del Centro Asturiano o Moscones de Grado, elaboradas por la empresa que le hizo la campaña a Canteli. Política de amiguetes la que nos trae el bipartito en este presupuesto, con una corporación que nos cuesta dos millones de euros más entre subidas de sueldos y aumento de asesores”.

En cuanto a los ingresos, bajan los ingresos por impuestos directos. “La subida del ibi a todos los vecinos y vecinas de Oviedo a costa de perdonar casi dos millones a los grandes propietarios, supone 1,6 millones de euros, que pagamos todos y todas”, explicó Rosón, quien también criticó un aumento de casi 400.0000 euros en la previsión de recaudación de tasas, lo que supone que haya menos servicios y más caros.

Rubén Rosón finalizó su intervención con un mensaje sobre los plazos: “dijeron que iban a tener el presupuesto aprobado el 1 de enero, y no llegan ni a febrero. Los plazos y tiempos de aprobación serán muy similares a los de nuestro gobierno. Este concejal ha aguantado estoicamente las chanzas del bipartito sobre los retrasos en la aprobación. No voy a hacer lo mismo que ellos. Solamente les digo dos cosas: bienvenidos al Ayuntamiento y nos vemos en la ejecución presupuestaria”.

Por su parte, Anabel Santiago cifró los recortes en cultura en casi dos millones de euros. “Esto nada más llegar al gobierno”, expuso, para explicar a continuación los recortes: “La transferencia del Ayuntamiento a la Fundación Municipal de Cultura es un 15,59 por ciento menor que el año pasado. En 2019 transferimos 14,2 millones de euros y este 2020, 10,9 millones de euros. Se reservan 2 millones de euros para  Festejos, ellos dicen tres porque incluyen los salarios de los trabajadores, la subvención a la SOF, las subvenciones a las asociaciones de vecinos y la celebración del Antroxu, Desarme, Ascensión y Navidad. Pierde financiación Cultura y pierde financiación Festejos. Todo apunta a que no va a haber suplemento de crédito a Cultura que en nuestro gobierno era como mínimo de un millón de euros”, detalló.

Asimismo, Santiago destacó el sectarismo del presupuesto también en materia de cultura: “Mientras recortan en cultura y se burlan de la tradición asturiana con güijas y carcajadas, reparten subvenciones nominativas a amiguetes, como bien han explicado mis compañeros. Eso se llama sectarismo. Y es lo más suave que puedo decir. Los de los ipad y los desayunos de hotel que van a hacerse fotos al Tartiere dejan la inversión en el campo en 40.000 euros, menos de la subvención nominativa al Centro Asturiano y menos de lo que cuesta el palo de la bandera. Ese es el compromiso del señor ACF con el Oviedo y esas son las prioridades del bipartito”.

 

AUDIO RELACIONADO: