Somos denuncia que el PP y Ciudadanos han paralizado los planes especiales del Naranco

  • Anabel Santiago: “es urgente alejar el tráfico de los Monumentos del Prerrománico”

  • La edil de Somos recuerda al bipartito que los planes para habilitar un gran parque verde en el monte están en Contratación

La concejala de Somos en el Ayuntamiento de Oviedo, Anabel Santiago, ha denunciado que el gobierno bipartito del PP y Ciudadanos mantienen paralizado los planes especiales del Naranco que incluyen, entre sus actuaciones más importantes, alejar el tráfico de los monumentos Prerrománicos de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo. “Después de veinte años dando vueltas al asunto de los planes del Naranco tuvo que llegar a la Concejalía de Urbanismo un edil de Somos Oviedo, Ignacio Fernández del Páramo, para sacar el proyecto de un cajón y ponerlo en marcha. Es una actuación importantísima que incluye zonas verdes de recreo para el disfrute de la ciudadanía y una circunvalación para alejar el tráfico de los Monumentos. Es urgente sacar el tráfico de los pies de los monumentos, no puede pasar un verano más en la misma situación”, ha incidido Santiago.

Por estos motivos, la concejala reclama al PP y Ciudadanos que lancen el contrato para adjudicar estas actuaciones a la mayor brevedad posible. “El proyecto está en el área de Contratación listo para licitar, pero nos tememos que no está entre los planes del bipartito ponerlo en marcha, sobre todo después de las últimas declaraciones del alcalde Canteli asegurando que lo que había que hacer en el Naranco era desbrozar sendas y dejarse de planes. Además de poco ambicioso, anda un poco despistado el alcalde de Oviedo porque nuestro gobierno recuperó 400 kilómetros de sendas que estaban totalmente abandonadas, la mayoría en el Naranco”, ha manifestado la concejala de Somos en el Ayuntamiento de Oviedo.

Anabel Santiago también ha reclamado a Adrián Barbón y al gobierno del Principado que asuman de una vez las responsabilidades que tiene con el Prerrománico y salde la deuda histórica que tienen con la capital de Asturias invirtiendo en la conservación y promoción de los monumentos.