Somos exige que se mantengan los criterios económicos de las becas escolares para “proteger a las clases medias”

Los cambios que el PP y Ciudadanos planean introducir en las bases, señala Ana Taboada, bajan los umbrales de renta y provocarán que muchas familias con ingresos moderados no puedan acceder a este tipo de ayudas

Somos Oviedo ha exigido esta mañana al bipartito que retire los cambios que pretende introducir en las bases de las subvenciones y que se preocupe por “proteger a las clases medias”, las grandes perjudicadas de estas modificaciones. Así lo ha expresado la portavoz del grupo, Ana Taboada, que ha resaltado también que “en Oviedo volverá a haber familias en lista de espera”. Ha hechos estas declaraciones tras analizar las consecuencias de las declaraciones que el concejal José Costillas (Ciudadanos) hizo en el último Pleno.

El responsable de Educación señaló entonces que cambiará los criterios económicos de acceso a estas ayudas en las que pasará a utilizarse en IPREM de 14 pagas en lugar del de 12, como se venía haciendo hasta ahora. En la práctica, esto supone una bajada de los umbrales de renta, lo que provocará que muchas familias con ingresos moderados se queden sin becas de libros, desayuno o comedor.

“Es una lástima que se eche por tierra todo el trabajo que hicimos el anterior mandato, cuando conseguimos que no hubiese un solo niño en el concejo que no tuviese cubiertas sus necesidades básicas”, ha señalado Ana Taboada para lamentar a continuación que haya dirigentes públicos, “sean del partido que sean, que trabajen para eliminar los derechos que disfrutan los vecinos que les han votado en lugar de para reforzarlos”.

La portavoz del grupo municipal, de este modo, ha señalado que está en peligro el sistema instaurado en el mandato pasado en el que se establecían tres categorías y con el que cada familia recibía una subvención acorde a sus necesidades. Las más necesitadas no pagaban nada y el resto recibían ayudas por importe del 90% o el 75% del importe del servicio en función de sus ingresos.

“Era un modelo justo y razonable que no han querido mantener quienes reducen sin motivo un 25% la cuantía destinada a becas. Se subieron el sueldo y entregan grandes cantidades de dinero a entidades afines a dedo mientras despiden personal en las escuelas infantiles o dejan tiradas a las clases medias del concejo”, ha rematado Ana Taboada.