Somos denuncia que la tramitación contrato de patrocinio a Otea en pleno estado de alarma es fraudulenta

  • “La ley es clara y estas gestiones no deberían haberse realizado”, indica Rubén Rosón, que pide la paralización de la tramitación

Somos Oviedo ha reclamado esta mañana al bipartito que concentre los esfuerzos municipales en la lucha contra las dificultades que ha impuesto la COVID-19. Lo ha hecho después de que se conociera que el PP y Ciudadanos han aprovechado la crisis sanitaria para sacar adelante un patrocinio de 180.000 euros a la asociación de hostelería de Álvarez Almeida. “La ley es clara y las tramitaciones de este tipo no deberían haberse realizado. Las gestiones del patrocinio se iniciaron el 8 de marzo (domingo), pero su tramitación siguió cuando ya se había decretado el estado de alarma, momento en el que debió paralizarse por ser un asunto claramente secundario. Es completamente vergonzoso que esta sea una prioridad para el bipartito en estos momentos”, ha señalado el concejal Rubén Rosón.

El edil ha señalado también que desde el grupo municipal se analizará a fondo un patrocinio éticamente reprobable y legalmente fraudulento. Se destina a eventos que suponen aglomeraciones de gente, algo que en estos momentos no está permitido el estado de alarma. Tal y como figura en la normativa nacional vigente, solo se permiten procedimientos esenciales para el interés general, definidos como los «que sean indispensables para la protección del interés general o para el funcionamiento básico de los servicios». Considera Somos Oviedo que esto debe aplicarse también a nivel local en momentos tan delicados como el actual e impediría entregar 180.000 euros a Otea. Por ello, desde el grupo municipal se va a presentar una solicitud ante el bipartito para que renuncie a esta medida.

De esta forma, Rosón ha indicado que se debe paralizar la tramitación.“El Ayuntamiento de Oviedo debería estar trabajando en medidas necesarias como la puesta en marcha cuanto antes de los bonos para familias con becas comedor en lugar de tratando de aprovechar la confusión para desviar de nuevo dinero público a sus afines”, ha sentenciado.

“Es momento de ayudar a nuestros vecinos y vecinas, no de sacar adelante patrocinios para entidades gestionadas por empresarios afines”, ha criticado el edil Rubén Rosón. De esta forma, ha criticado que se destinen esfuerzos y recursos para mover el dinero público a la promoción de eventos gastronómicos en medio de una situación tan compleja como la actual. “No hay nadie en el concejo que tenga ahora mismo este tipo de actividades entre sus prioridades. El bipartito demuestra una vez más lo poco que le importa Oviedo”, ha lamentado.