Somos Oviedo exige al bipartito que corrija la precarización de los trabajadores de los servicios deportivos, con recortes de sueldo hasta el 50%

  • “Con una mano meten la tijera en las actividades, subiendo las tarifas y perjudicando a los usuarios. Y con la otra precarizan las condiciones laborales. Y todo ello para favorecer a empresas privadas, demostrando una vez más que los ovetenses no les importan nada”, ha criticado Anabel Santiago

Somos Oviedo ha exigido esta mañana al bipartito que corrija la precarización que están sufriendo los trabajadores de los servicios deportivos municipales, en los que se están aplicando recortes salariales que en algunos casos llegan al 50% del sueldo anual. Una situación que se ha venido produciendo desde el pasado mes de junio. Fue entonces cuando la empresa encargada del servicio, tal y como denuncian los afectados, decidió un cambio de convenio de forma unilateral.

Los empleados, cuyas reclamaciones han recogido los ediles de Somos Oviedo, denuncian también que se han suprimido las pagas extra y que tampoco se respeta la antigüedad. Una situación, ha criticado Anabel Santiago, que “es completamente injusta y demanda una rectificación inmediata. El Ayuntamiento de Oviedo no puede consentir este tipo de maltrato laboral en sus instalaciones municipales”.

Más aún, ha resaltado la portavoz municipal, cuando no se están respetando las condiciones con las que la empresa se presentó a la adjudicación. La documentación que le sirvió para acceder a la gestión del servicio incluye unas tablas salariales mucho más altas de las que en realidad se están pagando. “El PP y Ciudadanos están consintiendo que una compañía que se comprometió en un concurso público a pagar unos sueldos determinados los haya recortado de manera brutal para aumentar su beneficio de forma ilícita a costa de los trabajadores. Este tipo de actuaciones no se pueden consentir”, ha recalcado Santiago, que ha pedido al ejecutivo de Alfredo Canteli que revise la situación y actúe a la mayor brevedad posible.

“Tal y como demuestran diversos informes, el Ayuntamiento de Oviedo es plenamente consciente de los salarios que se deberían estar abonando a los trabajadores, por eso debe forzar a la adjudicataria a abandonar sus recortes unilaterales y a cumplir con el contrato. Y también acceder a reunirse con los trabajadores, tal y como les han solicitado, y explicarles cómo es posible que su empresa esté aprovechando un contrato público para enriquecerse mientras precariza sus condiciones”, ha resaltado la concejala.

“Con una mano meten la tijera en las actividades, subiendo las tarifas y perjudicando a los usuarios. Y con la otra precarizan las condiciones laborales y financian clubes privados con dinero público, como es el caso del Centro Asturiano. Y todo ello demostrando una vez más que los intereses de los ovetenses no les importan nada y no trabajarán por defenderlos”, ha rematado. Por eso, Somos Oviedo exigirá a los miembros del bipartito todas las explicaciones oportunas y que medien con la empresa para que cese en su actitud y resuelva la deuda salarial que haya podido generar con los trabajadores.