Somos Oviedo pide al Arzobispado que deje de utilizar el Martillo de Santa Ana como aparcamiento privado y lo ceda a la ciudadanía

  • Rubén Rosón reclama a la Iglesia que explique si existe algún tipo de lucro en la actividad de parking que desarrolla en el solar

  • El concejal de Somos aclara a Ciudadanos que “el primer paso para normalizar las relaciones con la Iglesia pasa por exigir que retiren los andamios del solar y abonen su coste”

El concejal de Somos en el Ayuntamiento de Oviedo, Rubén Rosón, ha pedido esta mañana al Arzobispado que deje de utilizar el céntrico solar del Martillo de Santa Ana como un aparcamiento privado y lo ceda a la ciudadanía de manera provisional, como reclaman los vecinos. “Llevamos veinte años con la misma situación estancada y no puede continuar así. Un solar abandonado en estado lamentable a diez metros de la Catedral y frente al Museo de Bellas Artes que funciona como un aparcamiento privado, mientras los vecinos reclama un parque y una zona de esparcimiento, muy necesaria en la zona y que también redundaría en una mejora de la imagen de cara al turismo”, ha señalado el concejal de Somos Oviedo. Rubén Rosón también ha pedido a la Iglesia que aclare si existe algún tipo de lucro en la actividad de aparcamiento privado que desarrolla en el solar.

Además, el portavoz adjunto de Somos ha puntualizado que no existe en la actualidad ningún proyecto en marcha para resolver la penosa situación del solar. “El convenio que tenían la Iglesia y el Ayuntamiento para edificar en el Martillo caducó en el año 2013, incluso antes de que el PP anunciase aquel proyecto fantasma del museo, y también ha sido desautorizada la licencia para construir un gran chalé para la curia en este espacio, al tratarse de un proyecto obsoleto de los años noventa”, ha indicado. “Así que lo sensato, mientras la propiedad se piensa que hacer con el solar, sería ponerlo a disposición de la ciudadanía como piden los vecinos del barrio”.

Por último, Rubén Rosón se ha dirigido al concejal de Urbanismo y líder de Ciudadanos Ignacio Cuesta para que inicie conversaciones con el Arzobispado encaminadas a desbloquear esta situación. “El primer paso para normalizar las relaciones con la Iglesia pasa por reclamar que retiren los andamios del solar y abonen su coste, como nuestro Gobierno hizo en reiteradas ocasiones. El corazón de la ciudad no puede seguir albergando por más tiempo un espacio en semejante estado de degradación”, ha reclamado.