Somos Oviedo pide al bipartito que no resucite la especulación ni vuelva a una etapa urbanística “muy oscura”

  • Ana Taboada llama a la responsabilidad y a dejar al margen “las ocurrencias y los revanchismos” en un asunto que determinará el futuro de Oviedo

El diseño del modelo de ciudad es un asunto clave que determinará el futuro del concejo. Por este motivo, el grupo municipal Somos Oviedo viene apostando por el consenso como base para su elaboración y así se hizo con el  documento inicial del PGO: todas las fuerzas políticas, salvo el PP que se abstuvo a pesar de que se incluyeron sus propuestas, estaban de acuerdo en este modelo. “La planificación urbanística es un asunto crucial que no puede estar al albor de ocurrencias, revanchismos o pataletas”, afirma Ana Taboada, portavoz del grupo municipal.

Sin embargo, los cambios que se entrevén en el giro que el equipo de Gobierno pretende dar al PGO apuntan, a juicio de la portavoz de Somos Oviedo, “a un modelo especulativo que pertenece a una época muy oscura del pasado de Oviedo que el bipartito pretende resucitar”. Igualmente, Taboada cuestiona la seriedad con la que se está abordando  este tema: “El concejal de Urbanismo Nacho Cuesta asegura que el PGO es una prioridad para el bipartito, sin embargo han pasado más de 100 días desde la constitución de la nueva Corporación sin que hayan movido ni un dedo hasta ahora y lo único que parecen pretender hacer es desandar lo ya andando”.

De otra manera, respecto a la petición de la patronal de la Construcción de paralizar el PGO hasta que se despejen las incógnitas sobre La Vega y la zona de El Cristo, Somos Oviedo recuerda que son aspectos que ya están concretados: “En la zona de El Cristo incluso hay una revisión de planeamiento exclusiva para este ámbito, mientras que La Veza, así como muchas otras zonas de la ciudad, ya están incluidas en la revisión del PGO y de ahí precisamente la importancia de que el planeamiento siga adelante para que no quede un vacío urbano de esas características en el centro de la ciudad”, remarca Taboada.