Somos Oviedo/Uviéu apuesta por mantener en nuestras calles los referentes de la democracia y no volver a los homenajes a personas vinculadas al franquismo

  • “A estas alturas, estaría fuera de lugar volver a hacer de nuestras calles espacios de homenajes a un periodo oscuro de nuestra historia recordando en ellas a personas estrechamente vinculadas a la dictadura franquista”, afirma Ana Taboada

El grupo municipal Somos Oviedo/Uviéu presentará en el primer Pleno del año una declaración institucional para la adaptación del nomenclátor de la ciudad al marco constitucional y para evitar dar pasos atrás en la recuperación de la memoria histórica. “A estas alturas, estaría fuera de lugar volver a hacer de nuestras calles espacios de homenajes a un periodo oscuro de nuestra historia recordando en ellas a personas estrechamente vinculadas a la dictadura franquista”, afirma Ana Taboada, portavoz de Somos Oviedo/Uviéu.

La iniciativa se presenta tras la sentencia 00904/2019 del Tribunal Superior de Justicia,  según la cual deberán volver a su nombre original las calles anteriormente denominadas Fernández-Ladreda, General Yagüe, Marcos Peña Royo y Yela Utrilla, lo que supone eliminar los nombres de las vías ya dedicadas a Joaquín Costa, Juan Benito Argüelles, Arquitectos Galán y Lola Mateos respectivamente.

En la sentencia se indica que “corresponde a la Administración concernida la carga de demostrar cumplidamente que la sustitución de nombre de 4 vías del municipio de Oviedo, en el caso controvertido, no ha sido el resultado de un designio elusivo o fraudulento y que, por el contrario, responde al propósito de satisfacer el interés general”.

“A este interés general apela Somos Oviedo/Uviéu  cuando presenta esta propuesta de mantener la denominación de las cuatro calles con referencias a personas que han dado lo mejor de sí en la defensa de los valores democráticos o que han enriquecido significativamente nuestro patrimonio cultural como es el caso de los arquitectos Galán”, expone la portavoz del grupo municipal.

La declaración institucional presentada por Somos Oviedo/Uviéu se apoya en la misma Constitución española que en su artículo 1 indica que “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”. Ana Taboada recuerda que “los valores en los que se sustenta nuestra Carta Magna distan mucho de los que se defendieron las instituciones franquistas y los personajes vinculados a las mismas que hasta hace poco recibían homenaje desde el callejero”.

Para el grupo municipal, “nombres como el de Marcos Peña Royo, Gobernador Civil de Asturias durante el franquismo; el de Fernández-Ladreda, ministro de Obras Públicas de la Dictadura entre 1945 y 1951; el de General Yagüe, conocido como “el carnicero de Badajoz” por la masacre perpetrada en la toma de la ciudad; o Yela Utrilla,  vinculado al régimen franquista y vocal en la Comisión Depuradora de Enseñanza Media y Análogas de Asturias por la que se apartó del magisterio a los y las profesoras que no comulgaban con el estrecho ideario franquista, no tienen encaje ninguno con los valores democráticos que caracterizan a la sociedad y a las instituciones actuales”.

A la vez, desde marzo de 2019 Asturies cuenta con su propia ley de Memoria Histórica, de carácter autonómico, que amplía la norma estatal y de obligado cumplimiento para las administraciones municipales. En la misma, se dice explícitamente que “se consideran contrarias a la memoria democrática y la dignidad de las víctimas”, las menciones en el callejero “realizadas en conmemoración, exaltación, legitimación, justificación, enaltecimiento individual o colectivo del golpe militar de 1936 y del franquismo, de sus diri­gentes o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial, o en general de cualquier organización contraria a los principios democráticos”. Así mismo, esta norma explicita que “serán las Entidades Locales”, las que deben adoptar “las medidas necesarias para proceder a la retirada o eliminación de los elementos contrarios a la memoria democrática”.

En este sentido, Somos Oviedo/Uviéu entiende que “dado que estas cuatro calles ya cuentan con una denominación adecuada a los tiempos, a la sociedad que les dio nombre, a la Ley de Memoria Histórica asturiana y a nuestra Carta Magna, lo suyo es mantener la denominación de las calles Joaquín Costa, Juan Benito Argüelles, Arquitectos Galán y Lola Mateos respectivamente en aras de contribuir a la consolidación de la memoria democrática en nuestro municipio reconociendo la labor de personas que han contribuido positivamente en el avance democrático y cultural de nuestra sociedad”, explica Ana Taboada.