Somos Oviedo/Uviéu critica el golpe al pequeño comercio y al personal de las grandes superficies que supone la ampliación de Zona de Gran Afluencia Turística

  • “Las aperturas en domingos y festivos únicamente benefician a las grandes superficies que aprovechan para hacer más caja sin tener en cuenta el derecho al descanso de las y los trabajadores. En vez de tener un guiño de apoyo hacia un sector ya precarizado, PP y C’s tienden una alfombra roja a las grandes superficies”, critica Rosón.

Mientras el bipartito presume de apoyar al comercio de la ciudad, sus medidas dicen lo contrario: “Con la ampliación de la Zona de Gran Afluencia Turística y la posibilidad de que las grandes superficies abran más domingos y festivos al año pierde el comercio minorista y pierden las y los trabajadoras de los centros comerciales”, denuncia Rubén Rosón, concejal de Somos Oviedo/Uviéu.

El grupo municipal Somos Oviedo/Uviéu entiende que tomar esta decisión justo cuando hay una huelga de las y los trabajadores de supermercados en demanda de mejores condiciones laborales supone por parte del Ayuntamiento posicionarse en el lado de la patronal: “Las aperturas en domingos y festivos únicamente benefician a las grandes superficies que aprovechan para hacer más caja sin tener en cuenta el derecho al descanso de las y los trabajadores. En vez de tener un guiño de apoyo hacia un sector ya precarizado, PP y C’s tienden una alfombra roja a las grandes superficies”, critica Rosón.

Esta decisión también deja en desigualdad de condiciones al pequeño y mediano comercio: “El bipartito quita oportunidades de negocio a los establecimientos minoristas y les pone a competir directamente con grandes superficies que ya tienen un impacto considerable en  las tiendas de barrio y los pequeños comercios con grandes dificultades para mantener sus puertas abiertas día a día”, recuerda el edil de Somos Oviedo/Uviéu.

La ampliación de la Zona de Gran Afluencia revierte una medida del anterior mandato que puso todos los medios para favorecer al pequeño y mediano comercio a través de esta herramienta que pone un freno a las grandes superficies. “Los únicos beneficiados una vez más serán Salesas, El Corte Inglés y el Centro Comercial Los Prados. Quizás consideran Teatinos una zona de especial afluencia turística, pero la justificación para esta flexibilización de las aperturas solo se encuentra en su afán de tender puentes de plata a quienes más tienen”, reprocha Rubén Rosón.

El apoyo al comercio, para el grupo municipal, debería mostrarse en gestos reales y hacia negocios arraigados en la ciudad que poco a poco bajan la persiana por la competencia de las grandes superficies.  “Ya empezaron organizando un mercadillo de Navidad sin tener en cuenta al sector de comerciantes que lo venía haciendo hasta ahora a coste cero para las arcas públicas y ahora le dan un balón de oxígeno a grandes superficies a las que ya rebajaron el IBI detrayendo recursos a la ciudadanía. El bipartito deja claro de qué lado está y no es del de la ciudadanía ni el del comercio minorista”, mantiene el concejal de Somos Oviedo/Uviéu.