Somos Oviedo/Uviéu denuncia el malestar y la incertidumbre que genera el cambio de gestión en el acceso a las instalaciones deportivas

  • El bipartito pretende implantar tarifas específicas para la participación en cada una de las actividades de los equipamientos: “Estamos ante un recorte más que tendrá un impacto directo en el bolsillo de la ciudadanía”, denuncia Ana Taboada

El cambio en la gestión para la inscripción en actividades deportivas de los equipamientos municipales está generando malestar e incertidumbre entre las personas usuarias que ven cómo se dificulta aún más el acceso a las mismas.  Hasta el momento, a las familias que ya tenían plaza en los cursillos de natación, por ejemplo, se les hacía una renovación automática de la plaza. Ahora, con el cambio en el sistema de acceso que el bipartito está llevando a cabo desde la improvisación y sin planificación, las familias deben iniciar otra vez los trámites con la incertidumbre de no saber si podrán continuar con la actividad.

El grupo municipal Somos Oviedo/Uviéu ha tenido conocimiento de la preocupación entre las familias por este cambio realizado por el Ayuntamiento, que emplaza a los usuarios a volver a inscribirse presencialmente en los equipamientos deportivos el próximo 2 de enero. “En plenas navidades, cuando son numerosas las personas que no están en sus domicilios por vacaciones o compromisos familiares, el bipartito toma esta medida que  no contribuye en absoluto a facilitar que los y las niñas tengan acceso a las actividades deportivas municipales”, denuncia Anabel Santiago, concejala de Somos Oviedo/Uviéu.

Un cambio que parece venir motivado por la implantación del sistema informático en el acceso a los equipamientos deportivos. Este proceso ya lo inició el tripartito, aunque su puesta en marcha por parte del Gobierno local sin la previsión suficiente no permite hacer una transición ordenada y justa al nuevo sistema: “Entendemos que es necesario llevar adelante esta modernización en las instalaciones municipales, pero lo que ya no es comprensible es que muchas familias que venían renovando automáticamente la plaza en las actividades vean que pueden quedar fuera por la falta de planificación de la Concejalía de Deportes”, apunta la edil de Somos Oviedo/Uviéu.

El caos en Deportes provoca, además, que sean muchas las personas que opten por utilizar los equipamientos del concejo vecino, Siero, desplazándose a Lugones donde el Patronato Deportivo Municipal simplifica las vías para acceder a actividades como cursillos de natación. Esta “huida” de los usuarios podría verse acrecentada con una modificación más del bipartito en el área de Deportes que supondrá un recorte en el acceso a las actividades deportivas: hasta el momento, el precio unitario de entrada a los equipamientos permitía participar en las distintas actividades que allí se ofrecen, mientras que la intención del bipartito es que se abonen tarifas específicas por cada actividad en la que se pretenda participar.

“Los tijeretazos de PP y C’s se presentan en diferentes modalidades y con este paso lo único que van a conseguir es que sean menos las personas que tengan acceso a las actividades deportivas municipales. Estamos ante un recorte más que tendrá un impacto directo en el bolsillo de la ciudadanía pero, eso sí, recaudarán más las empresas adjudicatarias. El bipartito enseña sus cartas y el color que tienen es el de la privatización y el recorte de servicios”, critica Santiago.