Somos Oviedo/Uviéu denuncia la parálisis en el área de Ditritos, en la que no se ha movido ni un papel en cinco meses

  • “Nos encontramos con un edil ensoñador, Luis Pacho, al que no se le conocen funciones más allá de la de cobrar su sueldo”, denuncia Ana Taboada

 

“Concejal Delegado de Distritos” es la precisa y concreta denominación del cargo que ocupa el edil de Ciudadanos Luis Pacho en el equipo de Gobierno. Y ocupar un puesto parece ser hasta ahora su única dedicación, ya que nada se ha hecho en esta materia desde el inicio del mandato:  “El concejal de Distritos lleva cinco meses sin mover un papel, no ha firmado ni una resolución y no ha hecho nada por poner en marcha la separación de los distritos, siendo su única tarea y responsabilidad la llevanza de los mismos”, afirma Ana Taboada, portavoz del grupo municipal Somos Oviedo/Uviéu.

Ni siquiera se ha avanzado en temas que prácticamente estaban cerrados, como es la división del distrito 3 que separaría La Corredoria del área de Pumarín-Teatinos, una reivindicación de los colectivos vecinales desde hace mucho tiempo. “Iniciamos el proceso de consulta pública en enero de este año desde la Concejalía de Participación en el anterior mandato y esta fase finalizó a mediados del mes de abril. Si el proceso siguiera su curso ya estaría en marcha la modificación del reglamento general y permitiría dar cumplimiento a esta petición histórica de los vecinos y vecinas de la zona”, recuerda Ana Taboada, que estuvo hasta las pasadas elecciones al frente de la Concejalía de Participación.

Sin embargo, en vez de impulsar cambios que ya estaban en marcha y que dan respuesta a las necesidades de la ciudad, “nos encontramos con un edil ensoñador, al que no se le conocen funciones más allá de la de cobrar su sueldo, convocar reuniones informales y organizar pases de diapositivas para explicar qué es un distrito y que nada aportan a cuestiones que el anterior equipo de Gobierno dejó listas para ejecutar”, critica la portavoz de Somos Oviedo/Uviéu.

“¿Cuándo va a empezar a trabajar Luis Pacho?”, plantea Taboada, siendo esta una más de las grandes incógnitas ante un bipartito que tiene la parálisis por seña de identidad. Un bipartito que camina permanentemente en la contradicción, ya que en el mismo movimiento niega los avances del anterior Gobierno y a la vez hace suyo el trabajo ya realizado, como sucedió en la última reunión convocada por Pacho con los y las vecinas “en la que se limitó a describir el equipo de trabajo y anunciar los cambios que dejamos preparados en los distritos, como la división de La Corredoria y Pumarín. Pero, al margen de atribuirse méritos ajenos, no hemos visto que haya avanzado ni un milímetro en las responsabilidades que se derivan de su cargo”, denuncia Taboada.