Somos Oviedo/Uviéu lamenta la desidia y la irresponsabilidad del bipartito que se cruza de brazos y retrocede en la lucha contra la contaminación

  • “El Bulevar de Santuyano permitiría aliviar la polución en la ciudad, especialmente en barrios como Ventanielles con la reducción del tráfico y el aumento de espacios verdes, y en la misma línea van los aparcamientos disuasorios; pero PP y C’s dejan en el limbo herramientas clave para un aire sano por puro capricho y revanchismo”, critica Ana Taboada

La sucesión de días soleados y sin precipitaciones hace aflorar los altos niveles de contaminación que se soportan en ciudades que han crecido de espaldas al medio ambiente. “Las consecuencias para la salud y el entorno de este fenómeno han hecho que crezca la sensibilidad ante el problema de la contaminación, aunque actualmente en Oviedo tenemos un Gobierno que va por detrás de la sociedad, que se cruza de brazos e incluso da pasos atrás en la lucha contra la contaminación actuando con una desidia e irresponsabilidad que paga toda la ciudadanía”, critica Ana Taboada, portavoz de Somos Oviedo/Uviéu.

El rechazo al proyecto del Bulevar de Santuyano es un claro ejemplo de esta irresponsabilidad: “Por puro capricho y revanchismo dejan en el limbo una iniciativa que cuenta con todos los informes a favor y que sería una herramienta clave para atajar los graves problemas de contaminación que aquejan a la ciudad”, recuerda la portavoz de Somos Oviedo.

Uno de los focos de la contaminación se centra en el barrio de Ventanielles, por su ubicación al lado de la autopista de entrada a la ciudad que soporta una alta intensidad de tráfico: “El proyecto Bosque y Valle permitiría aliviar el nivel de contaminación de esta zona reduciendo el impacto de los humos procedentes de la alta presión de tráfico que sufren a diario y también por el incremento de espacios verdes que permitirían contar con un aire más limpio en la ciudad en general y en este barrio en concreto”, señala Taboada.

Al abandono de este proyecto se suman las repetidas declaraciones del concejal de Urbanismo Nacho Cuesta contra los aparcamientos disuasorios, evidenciando una mentalidad trasnochada que pone en el centro de la ciudad y las políticas municipales al coche y no a las personas: “Demuestran día a día su alejamiento de las tendencias urbanísticas que a nivel europeo apuestan por la movilidad sostenible y por las ciudades con un aire limpio. Medidas como esta tienen, además, un impacto positivo para el comercio que tanto dicen defender, ya que una ciudad transitable y amable favorece la vida en las calles y repercute en su economía local, pero tenemos un Gobierno que parece preferir vivir de espaldas a la realidad y a la modernidad”, lamenta la portavoz de Somos Oviedo/Uviéu.

Por todo ello, desde el grupo municipal se advierte de la dejación de funciones del Ejecutivo local: “La salud de las y los vecinos de Oviedo está en juego y negar e ignorar este grave problema como hace el bipartito es síntoma de una mirada cortoplacista y miope que no ve más allá de su propia e idílica burbuja”, mantiene Taboada.