Somos Oviedo y Hostelería con conciencia creen que las medidas del apoyo al sector deben plantearse a largo plazo

Las ayudas públicas tendrán que vincularse a la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores. Es necesaria una normativa que baje los precios de los alquileres de locales comerciales.

La mañana del martes, Ignacio Fernández Del Páramo, concejal de Somos Oviedo-Uvieu, se reunió con representantes del colectivo Hostelería con Conciencia.

Ambas organizaciones coinciden en la importancia de que las ayudas que recibe el sector se mantengan, en la necesidad de plantear medidas que mejoren el cumplimiento de la legislación laboral y la modernización de su imagen, muy precarizada, así como en continuar explorando las maneras insertar la reactivación de la actividad hostelera en una visión integral de ciudad.

Las propuestas sobre las que se debatió son, entre otras:

  • La prolongación de la exención de tasas e impuestos municipales al sector. Que las subvenciones y ayudas continúen a medio plazo y no se limiten al período que dure la pandemia
  • Examinar el listado integral de costes de establecimiento que dependen de la administración local con el objetivo de disminuirlos.
  • Reorganizar y transparentar la ordenanza de terrazas (en relación con el ámbito de protección de Casco Histórico), profundizar su implantación en plazas de aparcamiento para avanzar en la peatonalización.

Fernández Del Páramo declaró que “una vez más se pone de manifiesto la urgencia de reactivar el plan de usos del Oviedo Antiguo para apoyar, entre otras, a la hostelería y el comercio y presionar a la baja el alto coste de los alquileres y mejorar la situación laboral de los trabajadores del sector”. Del Páramo concluyó con la idea de que “es necesario replantearse usar el IBI municipal para penalizar la especulación inmobiliarias”.